El emblemático fabricante estadounidense de motocicletas redujo al mínimo, a 19,8 millones de dóalres, su beneficio en el segundo trimestre del año, un 91% menos que en mismo periodo del año anterior. Sus ventas cayeron en el mercado estadounidense un 35,1%. La compañía ha rebajado además sus previsiones de ventas para el conjunto del año, entre 212.000 y 228.000 unidades, frente a las 303.479 de 2008.