El consejo de administración del Grupo SOS ha actuado de forma "eficiente y en tiempo récord" en relación con la crisis provocada por los ex ejecutivos Jesús y Jaime Salazar, dijeron  fuentes de la compañía alimentaria. Después de que los hermanos Salazar fueran defenestrados el pasado 30 de abril, el órgano de administración encargó a KPMG una auditoría acerca de las operaciones de disposición de fondos por parte de los ex ejecutivos, un informe que posteriormente pasó al despacho CMS Albiña y Suárez de Lezo para analizar las responsabilidades a exigir.