El país heleno se ha deshecho de un 10% de la participación que tiene sobre la estatal OTE para aliviar las cuentas públicas mientras negocia el quinto plazo de pago de su rescate.

Grecia cumple con lo anunciado una semana y ha vendido el 10% de OTE a la germana Deutsche Telekom por 400 millones de euros, que es la cantidad estimada por la compañía en función de la cotización actual de la compañía pública helena.

Tras la transacción, Deutsche Telekom tendrá un 40 % en OTE y el Gobierno griego un 10 %, puesto que ya se hizo en el año 2008 con el 30% de la compañía.

Con esta operación, Grecia trata de aliviar las presiones sobre las privatizaciones para reducir el endeudamiento. Deutsche Telekom señala que el Gobierno griego ha ejecutado la opción de venta que tenía sobre ese paquete accionarial en OTE.