Al otro lado del Atlántico los inversores se han levantado con ánimos. Mientras los vendedores todavía se despegan las sábanas, los compradores se les adelantan y hacen ascender a los índices. El Dow Jones suma un 0,15% hasta los 10.421 puntos, el Nasdaq un 0,16% y el S&P 500 un 0,17% gracias al ánimo que han inyectado al mercado las medidas que el gobierno heleno aplicará para atajar su problema crediticio. En el mercado de divisas, el euro vuelve a retroceder frente al billete verde y se cambia a 1,36 dólares, mientras que el barril de petróleo se compra a 78,20 dólares.
La alegría se ha impuesto en los mercados ante las proposiciones del gobierno griego para acabar con su problema y, por extensión, del resto de Europa: el déficit público. Las ideas pueden tener efectividad y aportarían 4.000 millones de euros a las arcas públicas y, además, son drásticas, algo que la Unión Europea demandaba, pero hay que pensar en cómo se lo tomarán los propios ciudadanos que verán recortados sus salarios mientras tendrán que pagar más impuestos.

En las noticias que respectan a EE.UU., hoy tenemos las solicitudes de préstamos hipotecarios que durante la semana pasada aumentaron en 14,6%, mientras las tasas de interés se redujeron, lo que favoreció la actividad de refinanciaciones de hipotecas.

A la espera de los datos de empleo oficiales que se publicarán el viernes, hoy se ha conocido la encuesta ADP de nóminas privadas que reflejó un recorte de puestos durante el mes de febrero menor al esperado por el mercado. En concreto, el mes pasado 20.000 personas del ámbito privado no agrícola perdieron su puesto de trabajo, mientras que los anuncios de despidos cayeron a su nivel más bajo desde el 2006.

Aún así, el mercado laboral es la asignatura pendiente de EE.UU., como declaró el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Fisher, quien dijo que el crecimiento del empleo se producirá cuando las empresas “recuperen la confianza”. Al menos, queda el consuelo de que la gran tormenta está ya lejos, pues las compañías “han pasado la flojera postraumática”.

En esta línea se espera que se mantenga el discurso oficial de la Fed que hoy será editado en su Libro Beige. Pocas novedades se auguran con respecto a la anterior publicación. La retirada progresiva de las ayudas será el argumento que centrará toda la atención, pues la fecha firme de subida de tipos parece que se hará esperar todavía.

En el ámbito micro, pocas son las empresas que están dando noticias hoy. La mirada se vira de los resultados empresariales a las denuncias, concretamente hacia Apple que ha demando a HTC por violar varias patentes relacionadas con la interfaz y la arquitectura de su móvil iPhone. Entre tanto, la marca de la manzanita sube en el Nasdaq un 0,23%.