El presidente griego, George Papandreu, manifestó ayer en Berlín el compromiso de Atenas con el plan de austeridad exigido como contrapartida a la operación de rescate financiero internacional.

"Puedo garantizar que Grecia va a cumplir todos sus compromisos", señaló Papandreu durante un encuentro con empresarios alemanes, antes de reunirse con la canciller Angela Merkel.

La troika (Comisión Europea, BCE y FMI) regresará hoy mismo o mañana a Atenas para supervisar la liberación del sexto tramo (8.000 millones de euros) del rescate pactado en mayo del año pasado.

Mañana se llevará a cabo la votación en el Bundestag (la Cámara Baja del Parlamento alemán) para la ampliación de las garantías del fondo de rescate de la zona euro.

Merkel aseguró ayer que Alemania "prestará a Grecia toda la ayuda que necesite para recuperar la confianza" de los mercados financieros.