El consejero del Banco Central Europeo (BCE) y presidente del Bundesbank, Axel Weber, considera que Grecia necesitará unos 80.000 millones de euros para superar sus dificultades financieras y cumplir con sus obligaciones de pago, según informa el diario 'The Wall Street Journal', muy por encima de los 45.000 millones previstos en el plan de rescate aprobado por los líderes de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
El banquero alemán, máximo favorito para relevar el próximo año a Jean Claude Trichet al frente del BCE, confió sus temores sobre el empeoramiento de la posición de Grecia a un grupo de legisladores durante una reunión a puerta cerrada, según indicaron al periódico fuentes conocedoras del asunto, que señalaron que Weber reconoció que llegados a este punto "no veía alternativas al rescate".

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro acordaron poner a disposición de Grecia recursos financieros por valor de al menos 30.000 millones de euros en préstamos bilaterales, que serán completados con otros 15.000 millones aportados por el FMI.

EL RIESGO PAÍS DE GRECIA MARCA NUEVOS MÁXIMOS

Las tensiones sobre la deuda griega, que experimentaron un relativo alivio tras el acuerdo del Eurogrupo y el FMI sobre el mecanismo de rescate, han vuelto con renovados bríos en las últimas jornadas, lo que ha llevado al diferencial del bono griego a diez años con el 'bund' alemán a un nuevo máximo de 466 puntos básicos, mientras que el coste de los seguros de crédito de Grecia marcaban ayer también un nuevo récord de 472 puntos básicos.

No obstante, el Tesoro griego lanzará hoy una emisión de 1.500 millones de euros en letras a tres meses, una semana después de haber colocado con éxito deuda a seis y doce meses.