El rojo se apodera de Europa en una jornada marcada por las incertidumbres sobre Grecia. En concreto el Ibex 35 ha cerrado en los 10.157 puntos, tras un recorte del 1,24% lo que le convierte en uno de los más castigados del viejo continente. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa, el brent, se ha situado sobre los 114 dólares mientras que el euro cotiza en los 1,4613 dólares.
Las contradicciones que sobrevuelan aún el posible rescate griego han hecho de lastre hoy en las principales plazas europeas y en especial en el Ibex 35 que vuelve a mirar de cerca los 10.000 puntos. Y es que a pesar de que los expertos casi dan por hecho el rescate, el portavoz del Ministerio de Finanzas alemán dijo que aún se desconoce si se implementará o no un segundo rescate para la economía helena y cuáles serían las condiciones que tendría que afrontar.
Alemania está pendiente de un informe sobre el estado de la economía helena que se publicará a mitad de semana y realizado por un equipo de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.
Además queda el mar de fondo de los datos de empleo publicados el viernes y que pesan también en las cotizaciones de las principales plazas europeas.
Así las cosas los bancos lastran al Ibex 35, que se han dejado hasta un 2,68% en el caso del BBVA mientras que los recortes del Banco Santander han llegado hasta el 1,69%.
Popular, Bankinter y Sabadell se dejaban entre el 1,20% de la entidad catalana hasta el 1,8% de Bankinter.
 
Sin embargo el peor de la jornada ha sido IAG con caídas que se han ampliado hasta el 3,6%. Castigo de los inversores también para valores como Abengoa que se deja un 2,93% o Mediaset que se ha dejado un 2,48%.
Entre los demás grandes, Telefónica se ha dejado un 0,8%, Iberdrola un 0,7% y Repsol un 0,66%.
Y es que el rojo se ha instalado en el selectivo español en el que tan sólo Acerinox ha conseguido mantener el tipo al cerrar con ligeros repuntes del 0,2%.