El efecto Grecia sigue arrasando los parqués internacionales. Las incertidumbres sobre la deuda del país heleno y su posible contagio a otros países hacen que el Ibex 35 abra con un hueco bajista del 0,87%hasta los 9.846 puntos y, cómo no, con los bancos en la parte baja. En el mercado de divisasa también cede a los 1,4284 puntos y, en el de materias primas, el barril de Brent sube a 113,98 dólares.

Grecia sigue sin recibir rescate, los acreedores privados continúan sin dar el brazo a torcer e, incluso el país podría estar en el abismo de un vacío de poder, pues George Papandreu, primer ministro heleno, ha ofrecido su cargo si con ello se consigue formar un nuevo gobierno de unidad nacional. Esto está tiñendo de rojo todos los parqués europeos, tras hacerlo también con Wall Street e incluso en Tokio. Además, la prima de riesgo de la deuda soberana española a 10 años se dispara a máximos y alcanza los 265 puntos básicos. De hecho, en el mercado circulan rumores de si la subasta de obligaciones de deuda a 15 años que estaba prevista hoy podría ser suspendida.

Con este panorama, los bancos son los más castigados. BBVA pierde ya un 2% y Santander le sigue pegado con un 1,95% de caída. Los medianos del sector no se libran de la quema. Popular cede un 1,52%, Bankinter un 1,19% y Sabadell un 1,05%.

Con todos los valores en negativo, los que menos pierden son Enagás (0,25%) y Abertis (0,23%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica pierde un 0,72%, Iberdrola un 0,54% y Repsol un 1,23%.

A Abengoa no le salva de las caídas ni el nuevo contrato con el que se ha hecho en Nueva California (México) para desarrollar una planta eléctrica. La energética cede un 1,29%.

En el Mercado Continuo…
El más penalizado es Nicolás Correa, un 8,02% abajo, junto con Quabit (7,43%). Ésta última empieza a desinflarse tras revalorizarse un 70% en dos días.

Escasos valores en positivo. Montebalito se hace con la primera posición subiendo un 5,96%, junto con Cleop (4,94%) en la segunda.