El presidente francés, Nicolás Sarkozy, declaró ayer que la entrada de Grecia en la zona euro había sido un error. Además, un economista de Hardvard afirma que la continuidad del país heleno en la eurozona no está clara.

"No se podía declarar a Grecia en bancarrota porque "hubiera habido un proceso en cascada que se habría llevado a todos por delante", declaró Nicolás Sarkozy en una entrevista en directo concedida en el Palacio del Elíseo a dos periodistas de las cadenas France 2 y TF1

El presidente reconoció que la entrada de Grecia en el euro "fue un error" porque lo hizo suministrando datos inexactos acerca de su situación financiera real. Sin embargo, "Europa es una familia y, cuando uno de sus miembros tiene un problema, no se le puede dejar caer",

Además, el economista de la Universidad de Harvard Kenneth Rogoff opina que el acuerdo de los líderes europeos para ampliar el fondo de rescate sólo da tiempo a Grecia, pero todavía es probable abandone el euro en la próxima década."La raíz del problema sigue estando, es más de lo mismo, pero han descubierto la manera de comprar un par de meses", dijo Rogoff en en la Cumbre Bloomberg FX11 ayer en Nueva York. "Está bastante claro que el euro no funciona, que no es un equilibrio estable."