El secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Octavio Granado, afirmó hoy que el Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria, el FROB no es una "medida de rescate" para los bancos, "al estilo de lo que ha ocurrido en otros países", sino que su objetivo es actuar "con carácter preventivo" para evitar que las entidades financieras "se vean en serios apuros". "No se va a mantener artificialmente a ninguna entidad con dinero público", aseveró. A su juicio, el hecho de que sea el Banco de España el que va a controlar toda la ejecución del Fondo supone una "total garantía de profesionalidad, de independencia y de control" de los recursos públicos.En un comunicado, el responsable socialista de Economía recalcó que el FROB servirá para que las entidades puedan financiar mejor a las empresas y familias españolas, ya que promoverá un "sistema financiero más sólido", que supone una de las bases de la recuperación económica.