Banco Santander y Google han sellado un acuerdo para facilitar a sus clientes pymes y autónomos el desarrollo de sus negocios en Internet.
El objetivo es ayudar a pequeñas y medianas empresas que aún no han tomado la decisión de tener presencia en Internet a desarrollar y potenciar su negocio a través de la Red, como un canal más de relación con sus clientes, explicó el banco.