Las acciones de Google confirman la espectacular subida que se anotaron en los mercados fuera de hora de Wall Street, justo después de publicar sus resultados. En la preapertura, los títulos del buscador de Internet se disparan un 16,8%, hasta los 525 dólares, un porcentaje que podría propiciar su mayor subida diaria desde el estreno como cotizada, en agosto de 2004.