La entidad financiera estadounidense Goldman Sachs Capital Partners (GSCP) advierte a la banca española que su principal riesgo es una "aguda desaceleración" del sector inmobiliario en el país, según un informe remitido hoy. Según el estudio, la desaceleración del sector inmobiliario es el principal factor de riesgo que deben afrontar los bancos analizados (Banco Santander, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell y Bankinter), si bien Goldman Sachs espera que las ganancias de los cinco bancos "muestren una sólida trayectoria", por lo que recomienda invertir en ellos, en especial en el BBVA.
Fuentes de Goldman constatan además "una evolución sostenible de las estrategias de negocio" de los bancos españoles (con incrementos de beneficios por encima del 8%) y destacan que tienen unas estrategias de negocio "saludables a largo plazo". El estudio también señala la diversificación como un factor que diferenciará a los bancos señalados y reconoce que, en el caso de los que tienen negocios en el exterior, "los riesgos asociados a su negocio en América latina han decrecido bastante" a la vista de la evolución de sus filiales en Brasil y México. En cuanto a los bancos de menor tamaño, las mismas fuentes revelan que las fusiones y adquisiciones pueden ser inminentes y auguran, para los bancos pequeños, un similar horizonte de crecimiento al de mayor tamaño, aunque advierten que la diversificación de sus negocios es menor.