Goldman Sachs sube el precio objetivo de ACS a 46,3 euros desde 40,2 euros y el de FCC a 42,5 euros desde 38,4 euros tras mejorar al sector europeo de la construcción a atractivo desde neutral. Mantiene para ambos valores una recomendación de neutral. Para ACS sube su previsión de beneficio neto un 19% en 2010 y un 16% en 2011, para FCC lo eleva un 3% y un 15%, respectivamente. Ambos cambios están por debajo de la mejora para el conjunto del sector europeo, del 27% en 2010 y del 24% en 2011. Acciones ACS +0,6% a 37,22 euros y FCC planas en 31,68 euros.