La firma estadounidense apuesta porque, después de la tormenta, las cotizaciones de los bancos españoles resurjan con más fuerza si cabe. Aún así, hoy lleva a cabo el recorte de precio objetivo del grueso del sistema financiero nacional.

Aunque Goldman Sachs no duda que los bancos cotizados en el Ibex 35 experimenten un fuerte rebote tras ser duramente penalizados, hoy sosiega sus expectativas de revalorización en todos ellos, excepto en Sabadell.

En Bankinter sitúa su precio objetivo en 2,70 euros, por debajo de su cotización actual en 3 euros. En cambio, vaticina una revalorización del 30% en CaixaBank y Banesto, y un 40% en Sabadell. Además, respecto a ésta última entidad, GS revisa al alza y en exclusiva su valoración, hasta los 2,10 euros.

Por supuesto, no deja al margen a los grandes bancos y recorta el precio objetivo de BBVA desde los 8,15 hasta los 7,55 euros por acción, mientras que a Santander se lo baja de 7,5 a 7,2, con un potencial alcista del 59%.