Los analistas de Goldman Sachs han revisado al alza su recomendación sobre la gran banca de Estados Unidos, hasta situarla en 'neutral'. Esta mejora se produce en la misma jornada en la que el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan afirmaba que los bancos estadounidenses necesitan todavía realizar "grandes" ampliaciones de capital