El banco estadounidense Goldman Sachs obtuvo ingresos por operaciones de al menos 100 millones de dólares (74 millones de euros) en 131 días el año pasado, lo que prácticamente equivale a una de cada dos jornadas hábiles y supone un nuevo récord para la entidad, muy por encima del anterior máximo de 90 días registrado en 2008.