El banco estadounidense Goldman Sachs obtuvo ingresos por operaciones de al menos 100 millones de dólares (74 millones de euros) en 131 días del año pasado, lo que prácticamente equivale a una de cada dos jornadas hábiles y supone un nuevo récord para la entidad, muy por encima del anterior máximo de 90 días registrado en 2008, según informó la entidad al regulador bursátil de EEUU (SEC).
Asimismo, Goldman Sachs indicó que sólo perdió dinero en 19 jornadas de los 263 días hábiles y en ninguna de estas sesiones sus pérdidas alcanzaron los 100 millones de dólares. De hecho, sólo en dos ocasiones sus pérdidas se situaron entre 75 y 100 millones de dólares.

Por otro lado, la entidad, que ganó el año pasado 12.192 millones de dólares (6.825 millones de euros), seis veces más que en 2008, y casi duplicó su cifra de negocio, hasta 45.173 millones de dólares (32.061 millones de euros), elevó en 2009 su límite medio diario de 'valor en riesgo' (VaR), la cantidad máxima estimada por el banco como posibles pérdidas de sus operadores, hasta 218 millones de dólares (161 millones de euros), un 21% más que en 2008 y un 58% por encima del nivel aceptado por la entidad en 2007.

A este respecto, el banco apuntó que el aumento vino motivado especialmente por el incremento experimentado en la categoría de tipos de interés, ante los mayores diferenciales, y la reducción de los beneficios por diversificación, que fueron parcialmentye compensados por la disminución del riesgo en la categoría de precios de las materias primas.

No obstante, Goldman Sachs precisó que el VaR diario de la entidad experimentó una bajada gradual en el transcurso de 2009, hasta cerrar el mes de diciembre en 153 millones de dólares, frente a los 244 millones de dólares de diciembre de 2008, en parte gracias a la menor volatilidad y la reducción de los 'spreads' y de los niveles de exposición.