GMV elevó su beneficio neto un 14% en su ejercicio fiscal de 2008 respecto al año anterior, hasta los 4,2 millones de euros, mientras que su facturación alcanzó los 91,5 millones de euros, un 18% más que en el ejercicio precedente, informó el proveedor de nuevas tecnologías en los sectores de Aeronáutica, Banca y Finanzas, Espacio y Defensa, entre otros. Asimismo, el resultado de explotación de la firma (Ebitda) se situó en torno a los 10 millones de euros, lo que supone un incremento del 18% respecto a 2007. A cierre del ejercicio, el grupo contaba con un plantilla superior a los 1.000 empleados, con presencia en España, Portugal, Estados Unidos, República de Corea y Malasia.