General Motors está en negociaciones con BAIC, el quinto grupo automovilístico chino, para la venta de activos de su marca Saab, entre ellos tecnología y métodos de fabricación, según dos personas con conocimiento directo del tema citadas por Reuters.