El fabricante automovilístico estadounidense General Motors ha cedido a Opel y al resto de divisiones europeas su patente y tecnologías y la ha liberado de deudas para despejar el camino a un posible comprador. Así lo indicó a EFE la portavoz de la marca alemana, Opel Doris Kloser, quien señaló que las fábricas europeas, patente y tecnología han sido transferidas, libre de deudas, a Adam Opel. La dirección de Opel prepara una declaración en la que precisará la decisión de la matriz General Motors y las consecuencias de la misma en la filial alemana.