El presidente de General Motors, Ed Whitacre, anunció hoy que el grupo automovilístico ha terminado de devolver los últimos 5.800 millones de dólares (4.360 millones de euros) correspondientes a los préstamos recibidos de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá. Las administraciones estadounidenses y canadienses concedieron a General Motors créditos por importe de 8.400 millones de dólares (unos 6.315 millones de euros) para garantizar la continuidad de las operaciones de la empresa, que el pasado año superó un proceso de suspensión de pagos.