La división europea del consorcio automovilístico General Motors, General Motors Europe, prevé alcanzar un acuerdo definitivo sobre la entrada en Opel de un nuevo inversor durante el próximo mes de julio y confía en cerrar la operación en septiembre, según indicó el presidente de General Motors en Europa, Carl-Peter Forster, en el blog de la compañía. Forster explicó que en General Motors están trabajando con el fabricante canadiense de componentes Magna para que este acuerdo se haga realidad, aunque resaltó que todavía queda mucho trabajo por hacer y que pueden cambiar muchas cosas en la negociación.