General Motors ha recibido una muestra de interés de un fabricante de automóviles chino para hacerse con sus filiales europeas Opel y Vauxhall, aunque una fuente conocedora de la situación señaló que lo más probable es que GM no busque recibir una oferta china.  Según la fuente, GM recibió una carta de intenciones el jueves, un día después de la fecha límite para recibir ofertas, y no incluía una oferta concreta por la filial Opel-Vauxhall.  La fuente, que solicitó el anonimato, dijo que GM ya cuenta con tres ofertas sólidas y que el proceso ya está demasiado avanzado como para estudiar una cuarta.