El grupo automovilístico estadounidense General Motors ha decidido reincorporar más de 600 puntos de venta en Estados Unidos, después de haber recibido unas 1.100 reclamaciones de readmisión de la red comercial de la marca. La estrategia de recuperación de la corporación estadounidense contemplaba el cierre de puntos de venta en Estados Unidos. General Motors señaló que ha revisado estas reclamaciones y ha decidido enviar más de 600 cartas de intenciones a concesionarios en la que se recogen los criterios de la nueva estrategia de la compañía. La empresa indicó que esta acción permitirá a los puntos de venta continuar con sus operaciones "tan pronto" como cumplan con los términos de esta circular.