General Motors ha anunciado hoy que cerrará en el segundo trimestre del 2010 la planta de producción de transmisiones que tiene en la ciudad canadiense de Windsor y que emplea a unas 1.400 personas. La fábrica, situada a unos 330 kilómetros al suroeste de Toronto, produce transmisiones automáticas de cuatro velocidades para su uso en plantas de montaje de General Motors en Estados Unidos y México.