El nuevo presidente y consejero delegado de General Motors, Fritz Henderson, afirmó hoy que la empresa "podría" cerrar más factorías en los próximos meses para cumplir con los requisitos impuestos por el Gobierno estadounidense. Henderson respondió que "podría suceder", cuando se le preguntó si será necesario el cierre de más plantas, y añadió que el "factor determinante será la viabilidad" y obtener un "elevado nivel de utilización".