General Motors "actuará rápidamente" para cerrar paulatinamente las operaciones de su marca Saturn luego que fracasara un acuerdo para vender la línea, dijo el jueves el tesorero de la compañía. La fabricante de autos está ansiosa por desprenderse de las cuatro marcas que generan pérdidas -Saturn, Pontiac, Hummer y Saab- lo que está contemplado en la reestructuración bajo la supervisión del Gobierno de Estados Unidos. GM esperaba vender Saturn a Penske Automotive Group, pero el acuerdo fracasó el miércoles luego que Penske no consiguiera asegurar un acuerdo para hacer que la francesa Renault  proporcione autos a las concesionarias una vez que GM deje de construir vehículos Saturn en alrededor de dos años.