La compañía industrial podría salir indemne de la catástrofe nuclear de Fukushima. Hoy lidera las ganancias en el Dow Jones de industriales y repunta a esta hora un 1,30%.

El Dow Jones ha acogido de muy buena gana las palabras del consejero delegado de General Electric en su viaje a Tokio en las que defendía ‘la seguridad récord’ que han alcanzado las centrales nucleares. Según ha declarado Jeffrey Inmelt, General Electric está trabajando "intensamente para devolver el control a la central. Nuestro papel aquí es apoyar a Tepco. Tenemos a más de 1.000 ingenieros entre nosotros trabajando las 24 horas y seguiremos así en el corto, medio y largo plazo."

Inmelt ha anunciado, además, la donación a Japón por parte de GE de 10 millones de dólares y el envío de turbinas de gas para devolver el suministro a las zonas más devastadas.

A todo ello se ha sumado un artículo de la influyente Barron´s en el que se refiere a la recuperación de su negocio y, sobre todo, se centra en la posibilidad de que General Electric pueda salir indemne de la crisis nuclear nipona.