¿Quién dijo crisis? General Electric, al menos, no la nota en sus cuentas, donde el consumo internacional le ha ayudado a ganar en el segundo trimestre hasta un 21% más que un año antes.

General Electric ha batido todas las expectativas al anunciar un aumento del 21% en sus beneficios, hasta los 3.760 millones de dólares, gracias a la mayor demanda internacional, especialmente de equipamiento industrial.

Si bien sus ingresos se estancaron en el segundo trimestre del año, pero pudo mejorar un 21,6% sus beneficios atribuibles. Las ganancias alcanzaron los 3.690 millones de dólares.

El BPA fue de 35 centavos de dólar por acción, justo por encima de los 34 centavos que habían pronosticado los analistas de Reuters.

También superó las expectativas su cifra de negocios. En el segundo trimestre alcanzó los 35.630 millones de dólares, frente a los 34.700 millones esperados. A pesar de todo, bajaron un 3,5% frente a los 37.440 millones contabilizados el pasado ejercicio.