Se hará con el control de una unidad de la compañía de energía británica por 2.800 millones de dólares.

El conglomerado norteamericano General Electric ha anunciado la compra de una unidad de John Wood con el objetivo de aumentar su presencia en el campo de los servicios petroleros.

La compra por parte de General Electric se ha realizado a través de su negocio de gas y petróleo con el que cuenta desde que el pasado mes de diciembre se hiciera con el control de Wellstream Holdings Plc por valor de 1.300 millones de dólares. El fabricante británico está especializado en ductos para pozos petrolíferos.