El secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, emitió el lunes una advertencia de cautela sobre la economía al señalar que la nación "aún hace frente a enormes desafíos y que la tasa de desempleo probablemente continuará aumentando. Sin embargo, el funcionario agregó que los mercados financieros se encuentran en "una etapa temprana de reparación" y que la ansiedad ha disminuido. Geithner dijo además que el polémico esfuerzo del Gobierno para ayudar a los inversionistas privados a comprar activos con problemas, considerados por muchos como "tóxicos", no ha sido abandonado y que su futuro depende en gran medida de la forma en que el mercado utilice esa línea de crédito. El secretario agregó que el plan del Gobierno para reformar el sistema regulatorio del sector financiero está diseñado en gran medida para corregir los vacíos en el viejo régimen y asegurar que una crisis como la actual no ocurra nuevamente.