Creció también la cifra de negocios un 5,7% en tasa interanual, alcanzando los 84.500 millones de euros, mientras que el EBITDA se situó en los 15.100 millones de euros, un 7,7% más que en 2009.
 
GDF Suez registró un beneficio neto de 4.600 millones a cierre del ejercicio, lo que supone un incremento del 3,1% respecto a datos de 2009.
La compañía energética empezó a controlar su nivel de deuda que se situó en los 33.800 millones de euros, después de unas inversiones que ascendieron a los 8.600 millones de euros.