La corporación rusa Gazprom aumentó hoy en un 50% el suministro de gas a Turquía, de 20 a 30 millones de metros cúbicos diarios, debido a la explosión ocurrida en el gasoducto que une Turquía e Irán. A petición de la compañía turca Botash, la parte rusa decidió incrementar de manera urgente el bombeo, informó Gazprom en un comunicado, recogido por la agencia Interfax. Gazprom continuará suministrando diez millones de metros cúbicos de gas diarios adicionales hasta que se repare la avería en el gasoducto. La explosión en el conducto turco-iraní se produjo el domingo, según informaron fuentes oficiales turcas. Turquía, que recibió 19.900 millones de gas ruso en 2006, es el tercer cliente de Rusia en este terreno.