Por desplome del mercado o porque a los inversores no les ha gustado la operación. Lo cierto es que Gas Natural no comenzó con buen pie el mes de octubre. Cerró la sesión siendo el valor más penalizado - al ceder un 4.5%- después de que Suez Environnment se haya deshecho de un 2.3% de la participación que tenía en la gasista española.
En la preapertura comenzaron las sospechas. Minutos antes de que el mercado español diera la campanada de salida al mes de octubre, la Comisión Nacional del Mercado de Valores informó de las supensión "cautelar" de los  títulos de Gas Natural "hasta que se aclaren circunstancias que puedan incidir en el normal funcionamiento" de los mismos. No comenzó a cotizar hasta las 10.30...momento en el que sus títulos sufrieron un descenso del 1.6%.

Las circunstancias aclaradas: Suez Environnment - participada en un 35% por GDF Suez- anunció la venta de la participación minoritaria que tenía en la gasista a un intermediario financiero. ¿El motivo? La participación tenía un carácter financiero y no estratégico por lo que aparecía recogida como "activo disponible para la venta" en las cuentas anuales de la sociedad.   En concreto, un 2.3% del capital. De ese porcentaje, UBS se hizo con un 1.3% al comprar 11.8 millones de acciones con el objetivo de colocarlo entre inversores profesionarles mediante el "Accelerate Book Building". Ana Ariza, analista de Foncava Gestión admite que "hay que esperar para ver si se acepta la colocación".

Con esa operación, la representación de Suez Environnment en la gasista española queda reducida al 0.2% en tanto que la de GDF Suez  mantiene un 6.2% en el capital. Además la experta asegura que esta es una noticia muy negativa para la compañía y para el mercado de valores en general: “Aunque ya estaba anunciado, el hecho de que GDF no quiera estar en Gas Natural afecta muy negativamente a la compañía y a la renta variable española”. Y para muestra un botón: el valor cedió un 4.5% y cerró en los 14.41 euros.