El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha llamado a declarar como testigos a los responsables de las firmas financieras Ibersecurities y Riva y García, dentro de la causa que investiga al fundador de Astroc, Enrique Bañuelos, por un presunto delito de maquinación para alterar el precio de las cosas, según informaron fuentes jurídicas. Garzón ha fijado para el próximo 5 de junio la declaración del vicepresidente de Ibersecurities, Juan Bastos-Mendes, y de la persona que acuda en representación de Riva y García, todavía por determinar y que será elegida por la propia empresa. El querellante y accionista minoritario de la compañía, Felipe Izquierdo, solicitó el pasado mes de marzo la comparecencia de estos testigos con la finalidad de que “expliquen con base documental cuál fue su actuación y de quién recibían instrucciones, con referencia a la acción de Astroc desde su salida a cotizar en bolsa hasta el mes de mayo de 2007”. Las acusaciones mantienen que la cotización de Astroc “fue bloqueada en diferentes fechas” sin explicación y piden que Ibersecurities y Riva y García aclaren la incidencia que tuvo en el mercado su intervención como agentes de bolsa de Astroc, a la que asesoraron en su salida a bolsa.