Continúa el impulso al alza que comenzó en 5,98 y la acción consigue recuperar la resistencia de corto plazo situada en 6,40.
Movimiento que vuelve a ser acompañado por un volumen de negocio creciente y superior a la media, dinámica de volumen alcista a la que nos estamos acostumbrando, y que permite que la serie de precios continúe perfilando una estructura de mínimos crecientes.

Si a estas circunstancias le sumamos la activación de señales de compra en los indicadores (ver en la ventana inferior el cruce al alza de las líneas del MACD), podríamos concluir que la dinámica del precio es saludable y que queda sin resistencia significativa hasta el máximo anual, 7,52. Un escenario que no corre peligro mientras la cotización no ceda posiciones con fuerza y pierda la directriz alcista dibujada en el gráfico. A más corto plazo, una pullback a la anterior resistencia y ahora soporte, 6,40, hace atractiva una posición a favor de una formación de suelo.

Gamesa gráfico diario