Tras el impulso bajista iniciado a principios de junio podemos ver como ha dejado un suelo en los 5.085 e iniciado un rebote que parece haberse frenado en las últimas dos sesiones.

Aunque manteniéndose dentro de la directriz, debemos estar muy atentos especialmente en los próximos desplazamientos, pues si cae por debajo de la zona de soporte de los 5.45 euros es probable que impere de nuevo el desarrollo bajista y el precio se vaya a la zona de los 5.085 euros inicialmente.

Por la parte alta, si supera los 5.766 y se mantiene dentro de la directriz del rebote podemos señalar como nivel de referencia significativo los 5.969 euros.


GRÁFICO GAMESA: