Gamesa detiene las caídas en 1,45 euros, nivel que representa el 50% de corrección al impulso alcista que nace en julio.

Desde los máximos de septiembre Gamesa forma una canalización bajista, con parte alta en 1,66, nivel que, en caso de romper, abre nuevamente las puertas hacia los máximos en 1,93, punto clave de tendencia bajista. La compresión en los indicadores sugiere la proximidad de un movimiento acusado, por lo que vigilaremos las dos referencias comentadas en 1,45 euros, como soporte, y 1,66 euros como zona clave a superar.

Recomendación: COMPRA CORTO PLAZO ENCIMA 1,66