Galp busca soluciones para financiar su ambicioso plan de inversiones y entre ellas podría estar la suspensión del dividendo en 2010, según el analisis realizado hoy por Morgan Stanley, después de estar reunidos ayer con la administración de la petrolera lusa. En un analísis divulgado hoy el banco estadounidense indica que Galp contempla varias opciones entre las que se incluye la alteración de los plazos del plan de inversiones, la emisión de nuevos títulos, y la "potencial suspensión de los dividendos", dice la nota. Los principales accionistas de Galp, -Amorím Energía, Eni y la Caixa Geral de Depósitos-, serán consultados sobre estas propuestas, y la solución será ejecutada en 2010.