El presidente de Iberdrola dijo el martes que cualquiera que quiera tomar el control de la eléctrica tendrá que pagar el precio adecuado, que fijó a partir de un mínimo de 100.000 millones de euros. "Yo no quiero decir una cantidad, que sea el que venga el que la ponga (...). La cantidad de la que habla su periódico hoy (100.000 millones de euros, según publica el martes Expansión) es una cantidad que, yo creo, que no está mal para empezar a hablar", dijo Ignacio Sánchez Galán a periodistas en rueda de prensa.
El directivo negó que haya mantenido reuniones formales con Gas Natural sobre una eventual operación de fusión o adquisición y rechazó comentar rumores de mercado con relación a la gasista y a la francesa EDF, a la que conminó a concretar su supuesto interés en una oferta". "(A EDF) que presente una oferta o se calle", dijo. El mercado está especulando con diversas opciones defensivas en torno a la eléctrica desde que se conociese del interés de la francesa EDF y de conversaciones con el accionista de referencia ACS. La especulación más extendida, y opción más viable según diversos analistas, apuntaría a una hipotética fusión con Gas Natural en el que su accionista de referencia, La Caixa, jugaría un papel esencial. En el mercado, las acciones de Iberdrola subían las 13.09 hora local un 1,08 por ciento, mientras que los títulos de Gas Natural retrocedían un 0,24 por ciento a 38,10 euros. Además, Galán dijo que Iberdrola podría realizar nuevas adquisiciones en Estados Unidos tras la compra de la estadounidense Energy East, y señaló que la compañía está estudiando el proceso de venta de British Energy.