El panel de previsiones de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que recoge estimaciones de 14 entidades financieras españolas e institutos de estudios, revisó hoy a la baja sus previsiones sobre la economía española, hasta pronosticar una caída del 3,7% del PIB este año, frente al 3% estimado en la previsión anterior.
Concretamente, indicó que la mayor caída se producirá en el tercer trimestre del año, cuando se registrará un descenso interanual del PIB del 4,1%, tras un descenso del 3,9% en el segundo. El año finalizará con una tasa de crecimiento negativa del 3,6%, en el cuarto trimestre.

Para el próximo año, la previsión es de una caída del PIB del 0,7%, una décima más que lo esperado hace tres meses. Durante 2010, el mayor descenso se producirá en el primer trimestre, con una bajada del 2,1% y se volverá a crecimientos interanuales positivos a finales de año.

En términos intertrimestrales, "la fase más intensa del ajuste se habría producido en el primer cuarto de 2009, esperándose "caídas más moderadas para los periodos posteriores", hasta volver a una senda de crecimiento positivo en el segundo trimestre de 2010.

Esta revisión responde principalmente a una reducción del crecimiento previsto para el consumo, tanto privado como público. En cifras, el panel espera una caída de la demanda nacional del 5,5% en 2009 y del 1,5% en 2010.

Por su parte, la inversión en construcción se ha corregido "ligeramente al alza", gracias a la mejora del componente de construcción no residencial, de forma que caerá un 11,9% en 2009 y un 6,6% en 2010.

NO HAY RIESGO DE DEFLACIÓN.

Estas perspectivas de caída de la demanda hacen prever que prosiga el "acusado declive" de la actividad industrial y que se mantengan las tasas negativas de la inflación, sin que exista riesgo de deflación.

En este punto, el panel de previsiones estima que los precios caerán un 0,8% en el tercer trimestre del año, para recuperar desde entonces valores positivos, que se mantendrán durante todo 2010, por debajo del 2%.

Por otro lado, el panel de previsiones destaca que el déficit exterior continúa su proceso de corrección también como consecuencia de la acusada caída de la demanda. En el primer trimestre del año ya se redujo a la mitad en comparación con un año antes.

Para 2009, los panelistas prevén una reducción del déficit por cuenta corriente hasta el 5,8% del PIB, mientras que en 2010 continuará la corrección hasta un saldo deficitario del 4,3%.

SIGUEN EMPEORANDO LAS PERSPECTIVAS DEL EMPLEO.

Por otro lado, pese a que la caída de la inflación ha permitido una moderación del crecimiento de los salarios --se prevé que aumenten un 2,9% en 2009 y un 2,1% en 2010-- y también del fuerte ritmo de destrucción durante los primeros meses del año, no se ha producido un repunte en la creación de puestos de trabajo.

Así, los panelistas estiman que la caída del empleo en 2009 ascenderá al 6,2%, ocho décimas más que en el panel de abril, y en 2010 se seguirá reduciendo, hasta un 2%, cinco décimas más que en las anteriores estimaciones.

En este contexto, los ingresos públicos se han seguido contrayendo en los últimos meses, de forma que se ha elevado el déficit del Estado hasta el mes de abril hasta un 0,6% del PIB, frente al 0,8% de 2008. Por ello, la previsión al respecto de los panelistas ha vuelto a empeorar, hasta un déficit del 8,6% del PIB en 2009 y del 8,8% en 2010.

En relación con los tipos de interés, el consenso de Funcas apunta que "no se esperan, por el momento, más recortes por parte del BCE" y considera que "el nivel actual es adecuado" para las actuales condiciones de la economía, y que los tipos a corto plazo "podrían estar tocando fondo".