El problema de este fuerte incremento es que ocurre justo en el mismo momento en que las ejecuciones de hipotecas están en tela de juicio en todo EEUU.
Los propietarios de viviendas en EEUU con una hipoteca a sus espaldas, viven más que nunca pendientes de las nuevas medidas de política monetaria que está tomando la Fed. Y es que son muy conscientes de que su gran problema es algo que preocupa, y mucho, a la administración Obama (y a todos los bancos). Un día más se confirma, que no han tardado mucho tiempo en darse cuenta de que con los actuales tipos de interés (que se encuentran en mínimos históricos) mas la nueva política monetaria por parte de la Fed (más agresiva que nunca) de inyección de liquidez al sistema, se ha creado el "caldo de cultivo" ideal para refinanciar la deuda que tienen con sus bancos. 

Para que se hagan una idea, según se publica hoy en Bloomberg, Wells Fargo & Co, el mayor prestamista hipotecario de EEUU, recibió 194,000 millones de dólares de solicitudes de préstamo durante el tercer trimestre (el segundo más alto de su historia) de este año. Y de dichas solicitudes, el 80% eran para refinanciar la deuda ya existente.

Lo curioso del caso es que coincide en plena crisis de ejecuciones hipotecarias (hipotecas que se han ejecutado sin seguir correctamente los procedimientos establecidos). Y es que precisamente fue en el día de ayer cuando Ben Bernanke comunicó que los primeros resultados sobre dicha investigación serán conocidos durante las próximas semanas.

twitter.com/migfreijo