Son los temas de la semana: la imposición de una tasa a los bancos para que, en caso de quiebra, el Estado pueda rescatarlos. Hoy es la ministra de Economía y Finanzas francesa, Christine Lagarde la que ha señalado que su gobierno trabaja en esa idea advirtiendo de que el alemán no es el único modelo posible.

Las declaraciones las hizo durante la mañana den la emisora de radio RMC en la que mostró su conformidad con este tipo de tasa pero "no necesariamente como los alemanes" cuyo gobierno decidió alimentar un fondo cercano a los 1.000 millones de euros al año. Saber cuál será el monto de esta tasa y a qué se dedica es lo que toca ahora, reconoce la ministra. 

Lagarde además ha reconocido que el FMI debe dar a conocer una serie de recomendaciones que permitan "recuperar el dinero público que se ha empleado para ayudar a los bancos y a las otras entidades financieras durante la crisis".