El Gobierno francés va a modificar el marco jurídico para poder realizar de forma sistemática controles de las transferencias de dinero a países que considere que actúen como paraísos fiscales para luchar contra el fraude.  El anuncio lo oficializó el martes el ministro del Presupuesto y de las Cuentas Públicas, Eric Woerth, que señaló que espera que ese cambio del marco legal pueda estar finalizado antes de finales de septiembre.  Woerth comunicó sus intenciones en una reunión con el presidente de la Federación Bancaria Francesa, Baudoin Prot, y con otros dos dirigentes de este organismo que reúne a 450 entidades crediticias, explicó su departamento en un comunicado.