El grupo automovilístico estadounidense Ford ha propuesto a sus acreedores un acuerdo para posponer el plazo de vencimiento de sus líneas de crédito que pasará de finalizar en 2011 a hacerlo en 2013, según informó la compañía, que señaló que esta acción servirá para mejorar su liquidez y su balance.