No es muy probable que Europa experimente una crisis financiera de la gravedad de la que vive Estados Unidos, indicaron el viernes Jorg Decressin y Wim Fonteyne, economistas senior del Fondo Monetario Internacional. Los consumidores europeos están menos desgastados que sus homólogos estadounidenses, y los mercados europeos están estructurados de manera diferente en Europa, de tal forma que Europa tiene mayor resistencia, destacan. "Teniendo todo esto en cuenta, el riesgo de una crisis en Europa es menor que en Estados Unidos, desde nuestra perspectiva", dijo Decressin durante una conferencia telefónica el miércoles. El contenido de dicha teleconferencia estuvo embargado hasta el viernes, día en que comienza una conferencia para debatir un marco de estabilidad financiera para Europa, organizada conjuntamente por el Centro de Estudios Financieros y por el FMI.