Fluidra rompe con el paso de la media móvil que guiaba la normalidad en los rebotes desde su salida a bolsa, lo que favorece un escenario de cambio de tendencia en el medio plazo, sin resistencias significativas hasta la zona de 3,5 euros.

 A corto plazo mantiene una buena estructura alcista con soporte clave en 2,7 euros. Los indicadores diarios rompen al alza.

Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO.