Fitch Ratings ha revisado la perspectiva de la deuda de Telefónica a largo plazo de estable a negativa, aunque ha ratificado su nota en 'BBB +'.

Al mismo tiempo, la agencia ha afirmado la calificación senior no garantizada de los bonos emitidos por Telefónica Europe BV a 'BBB +' y las acciones de Telefónica Finanzas EE.UU. en 'BB +'. La agencia dejado la calificación de la deuda a corto plazo de Telefónica en 'F2'.

La perspectiva negativa refleja la continua debilidad en importantes mercados subyacentes, tales como España, Reino Unido y Europa del Este. Esto se ve parcialmente compensado por los resultados de Latam. Además, Fitch observa positivamente los esfuerzos para reducir el apalancamiento a través de ajustes a la política de dividendos y la venta de activos.