La agencia de calificación Ftich Ratings ha confirmado los rating a Caja Mediterráneo (CAM) en 'A' a largo plazo y en 'F2' a corto plazo, pero le ha revisado la perspectiva de "estable" a "negativa", informó hoy la caja a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según la firma, este cambio de perspectiva refleja los desafíos que representa para la entidad un incremento de las dificultades del entorno operativo en España. Además, Fitch ha rebajado el rating individual de la entidad a 'C' desde 'B/C', lo que refleja la "fuerte contracción" de la economía española, y del sector inmobiliario y el crecimiento del desempleo, que han afectado negativamente a la calidad de los activos de la caja y a su capacidad de generar beneficio.